El Huevo. Cuento breve de Andy Weir

Después de tragarme el libro El Marciano de Andy Weir, decidí buscar más escritos de él y sólo encontré este cuento que si bien es muy alejado de la temática friki de El Marciano, logró tocarme el alma.

El Huevo Andy WeirEl Huevo. Por Andy Weir

Traducción: Ezequiel Aranda

Ibas camino a tu casa cuando falleciste.

Fue un accidente de tránsito. Nada extraordinario, pero sin embargo fatal. Dejaste atrás una esposa y dos hijos. Fue una muerte indolora. Los paramédicos dieron todo de si para salvarte, pero no hubo caso. Tu cuerpo estaba tan destrozado, que hasta fue mejor así, créeme. Sigue leyendo

Dream Car racing

Un juego muy divertido dónde pueden crear su propio vehículo y probarlo en diferentes terrenos. Adictivo, con muy buena física. Además permite guardar usuario para seguir jugando desde otras compus y también guardar sus diseños (hasta 3 vehículos en la versión gratuita). Pueden jugar acá mismo.

Frida (cuento de Yolanda Reyes)

Frida

De regreso al estudio. Otra vez, primer día de colegio. Faltan tres meses, veinte días y cinco horas para las próximas vacaciones. El profesor no preparó clase. Parece que el nuevo curso lo toma de sorpresa. Para salir del paso, ordena con una voz aprendida de memoria:

–Saquen el cuaderno y escriban con esfero azul y buena letra, una composición sobre las vacaciones. Mínimo una pági-na por lado y lado, sin saltar renglón. Ojo con la ortografía, y la puntuación. Tienen cuarenta y cinco minutos. ¿Hay preguntas? Sigue leyendo

Sobre la atención. Silo

SiloLeyendo un artículo de Bosque de Fresnos, me acordé de esta charla de Silo de 1989 en Potrerillos. Con sólo leerla, hace un rato, modifiqué mi estado mental y mis climas.

Sobre la atención

“En una época de fuerte hipnosis como esta, la atención es un arma formidable para contrarrestar la influencia del sistema, para descubrir sus puntos débiles y elaborar puntos de vista y planteamientos esclarecedores.

Nuestra gente tiene que hacer un esfuercito en esa dirección. Es un gran poder el conocimiento de uno mismo. Aumenta la reversibilidad, disminuye la hipnosis, permite decidir.

El tema fundamental es la atención. Veo televisión y estoy atento; se que estoy atento. Y el problema con la atención dirigida, el problema para ellos, es que no pierdo mi referencia, no soy chupado por las solicitudes sensoriales que se me presentan.

Cuando la atención es solicitada por los estímulos en los sentidos, hablamos de una atención maquinal.

Hay otro tipo de atención. Frente a muchos estímulos, voy a aquellos que coinciden con mis intereses. Esa atención es mas vigílica aunque igualmente mecánica. Esas conductas y aspiraciones que ni siquiera han sido revisadas en mi, me llevan mecánicamente a esos estímulos.

Tanto un tipo de atención como el otro no están movidos por un genuino control. No se sabe que se está haciendo.

Existe otra forma de atención: La atención dividida en la que se atiende a dos estímulos simultáneamente. En algunos oficios sucede esto, luego se mecaniza. Por ejemplo: El chofer de un bus que además de atender el manejo está cobrando boletos, dando vuelto, etc.

Otra forma es la atención dirigida. Podemos hacer muchas prácticas con la atención dirigida y lo que lograremos es una mayor comprensión, es solo un testeo.

Comprenderemos que la atención es muy elástica, que admite distintas formas. Pero no podemos llevarlo mas allá del testeo, de no ser así, nos producirá fatiga y “sayonara”, porque nos exige mucho esfuerzo no obtenemos los beneficios proporcionales al esfuerzo invertido, los testeos nos permiten simplemente comprender.

Al practicar la atención dirigida descubrimos que la reversibilidad, juega con mayor fluidez. Es entonces bastante difícil que nos traguemos el anzuelo. No somos tan susceptibles a la sugestión y tan vulnerables, porque tenemos nuestro centro en nosotros mismos.

En los estados de hipnosis hay pérdida de referencias y no existe el cotejo. Nos atrapan los valores establecidos y aceptados. Lo mismo ocurre con el sueño. En la vida cotidiana la sugestión de la imagen de la prensa, la TV, es fuerte y si no hay con que cotejar todo eso es aceptado, estás sometido a ese gran campo de influencia. La capacidad de reversibilidad y autocrítica disminuye considerablemente. Quien no se conoce a sí mismo no puede hacer autocrítica. No tiene como cotejar. No hay reversibilidad y no puedes salir de ese campo de influencia.

Con reversibilidad puedes ir a discreción y a gusto en una dirección u otra. Conforme se pone en juego la atención, se pone en juego la perspectiva, la mirada, la ubicación frente a la cosa.

Si recordáramos momentos en que paseábamos nuestra atención, momentos en que sentimos una gran fuerza interna, nos serviría mucho practicar una técnica de atención. Si lo hiciéramos ahora, estamos atendiendo, nos registramos a nosotros mismos, donde nos sentimos emplazamos, donde estamos, con suavidad obtendría registro de una mirada bastante mas clara. Y si mantuviéramos la actitud y lográramos un registro de mayor potencia,lograríamos frecuentemente un comportamiento mental diferente, una conducta tiene su rédito en la reversibilidad, la critica y si la auto-observamos, veremos a nuestro alrededor un comportamiento mental potente.

Si pudiéramos convertir en valor psicológico ese estado, la atención dirigida, que es estar centrado frente a las cosas, creo que tendría rédito, registraríamos una mayor claridad de ideas, una mayor inteligencia, notaríamos un interesante cambio. Sin forzamiento, es una conducta mental que se puede asumir.

Se trata de una atención dirigida cuyo centro de gravedad es el que mira, la mirada. Produce un funcionamiento mental diferente, una perspectiva diferente. Es una actitud de disponibilidad inmediata, una atención muy disponible, te interesas por cualquier cosa. Todo es interesante porque la atención es la que está trabajando.

No hay atención válida sin acción válida. No puede haber acción reflexiva si no hay reflexión sobre la acción. Si no sabe lo que está haciendo mientras lo hace, o si no sabe que está escuchado, ni escucha, no puede haber acción reflexiva si no se sabe que se está haciendo.

Es un comportamiento mental no natural. Es una intención de poner la cabeza de otro modo. El valor de asumir un determinado comportamiento mental.

Existe un registro diferente cuando se ha valorizado este comportamiento mental en el que, el que hace, se tiene como referencia, perspectiva. No lo conviertas en una práctica, conviértelo en algo interesante de tu actitud mental. Es un re-enfoque de lo que sabemos, cuando estés despierto, debes estar bien despierto.

Hay un comportamiento mental que es mucho mas valioso que el comportamiento mental dado. Hay registros muy potentes, de fuerza interna. Si se obtienen buenos resultados uno se engolosina, a uno le gusta andar así. Nos hace fuertes, reversibles, críticos, reflexivos y autocriticos. Es un comportamiento mental que puede llegar a ser un comportamiento mental cotidiano. Y no es el comportamiento mental de la gente en general.

Se trata de una atención dirigida suave, no forzada, el forzamiento no nos conviene, nos resta fuerza. Es una atención apercibida, es una conducta. Te va a permitir llevar el ojo, si quieres llevarlo, te va a dar fuerza, reversibilidad y crítica. Si es que a uno le interesa la libertad.”

Silo. Potrerillos, 10 de setiembre de 1989